Motivos para podar un árbol, pino o palmera
La poda consiste básicamente en talar partes de un árbol que serán seleccionadas por el podador profesional. La poda debe realizarse en el momento adecuado según el tipo de árbol y la finalidad de la misma. La poda debe ocasionar el menor daño posible al árbol, aligerarlo de peso, facilitar la iluminación a las ramas, suprimir la resistencia que pueda ocasionar el viento…
En el 90% de los casos los trabajos de poda se deben a errores en la ubicación del árbol, pino o palmera. Cuando pensamos en plantar un árbol no se prevé que con el transcurso de los años algo tan pequeño pueda crecer hasta convertirse en un árbol tan grande y mucho menos los daños que este crecimiento puede llegar a ocasionar, la poda en estos casos es una solución para controlar dicho crecimiento y evitar problemas futuros.

marcador Los motivos por los que se debe talar un árbol son los siguientes:
– Las raíces provocan daños en desagues, medianeras, terrazas, escaleras, piscinas …
– Exceso de volumen del árbol.
– Deterioro del árbol por abundancia de riego.
– Muerte del árbol o palmera.
– Posibles daños a terceros.
– Posibilidad de daños a corto plazo.
– Evitar sombra del pino o árbol sobre las piscinas, impidiendo que éstas alcancen una temperatura óptima.

marcador Ventajas de la poda de árboles y palmeras
– Asegurar un crecimiento adecuado de las ramas y raíces del árbol.
– Minimizar daños en la propiedad o daños personales por caída de ramas, crecimiento excesivo de raíces…
– Controlar plagas, infecciones… en árboles y palmeras.
– Evitar la muerte del árbol o palmera.
– Mejorar el aspecto y la salud del árbol o palmera.